Samsung presenta el futuro de los videojuegos con el monitor curvo Odyssey

Samsung Electronics anunció el lanzamiento mundial de su monitor curvo de última generación para videojuegos, Odyssey Neo G9 (G95NA), mejorado con la tecnología Quantum Mini LED.

Samsung Electronics anunció el lanzamiento mundial de su monitor curvo de última generación para videojuegos, Odyssey Neo G9 (G95NA), mejorado con la tecnología Quantum Mini LED.

 

Con el lanzamiento del Odyssey G9 en 2020, Samsung superó los límites de los monitores gaming con una calidad de imagen fluida y brillante.

Ahora, con la primera pantalla curva con tecnología Quantum Mini LED, Samsung ofrece detalles más precisos independientemente de la plataforma o del videojuego, por lo que, Odyssey Neo G9 se posiciona a la vanguardia en la categoría de monitores.

La tecnología Quantum Matrix, junto con un tiempo de respuesta y una tasa de refresco súper rápidos, permite que Odyssey Neo G9 ofrezca una imagen dinámica y un rendimiento de primera calidad para todos los jugadores.

 

“Samsung respondió a las solicitudes de los jugadores más exigentes con el lanzamiento de la línea de monitores gaming Odyssey el año pasado, superando todas las expectativas. Con la presentación de Odyssey Neo G9, y su tecnología Quantum Mini LED, estamos en capacidad de ofrecer una experiencia gaming de última generación”, explica Bibiana Hoyos, directora de la división Visual Display Business de Samsung Colombia.

 

Odyssey Neo G9 utiliza la misma tecnología Mini LED integrada en la familia de televisores Neo QLED de Samsung.

Esta tecnología de pantalla de nueva generación está habilitada por una nueva fuente de luz, Quantum Mini LED, cuyo tamaño tiene una proporción de 1/40 con respecto a la de un LED convencional, permitiendo un mayor control de la imagen, así como un diseño mucho más fino.

 

La curvatura de 1000R del monitor ha sido certificada por TÜV Rheinland, una de las principales organizaciones internacionales de certificación, otorgándole el certificado Eye Comfort, que asegura una protección visual a los jugadores durante el tiempo que permanezca frente al monitor sin que su visión se vea afectada.

 

La pantalla se adapta perfectamente a cualquier configuración o entorno de juego, con un color exterior blanco brillante y un sistema de retroiluminación que incluye 52 colores y cinco opciones de efectos de iluminación.

El monitor también incluye la función CoreSync, que permite a los usuarios personalizar su configuración con el modo de colores múltiples, para una mayor inmersión en el juego.

 

Fuente: Babel Group


 

Compartir:
Mira nuestro histórico de publicaciones:

Tecnología

Innovación Ciencia Investigación

RT

Información especializada de Tecnología, Innovación, Ciencia e Investigación global.