Guía de buenos hábitos digitales para la familia

Es posible que los menores no sean conscientes de que su vida digital puede perjudicarlos a ellos o a sus familias. Esto cobra aún más relevancia en los adolescentes quienes, en busca de privacidad, tienden ocultar sus actividades en línea de sus padres.

Más conectados que nunca, los niños han pasado la cuarentena jugando videojuegos en línea con sus amigos, conversando con sus compañeros de colegio por plataformas de mensajería y utilizando aplicaciones que anteriormente no conocían.

De acuerdo con un estudio elaborado por la empresa de ciberseguridad Kaspersky, 61% de los padres colombianos asegura que, en los últimos 12 meses, sus hijos han pasado más tiempo en línea y 1 de cada 4 padres reconoce que se ha apoyado en la tecnología para mantener a los menores ocupados mientras ellos buscan trabajar y ocuparse de las labores del hogar.

 

El informe también reveló que:

57% de los niños colombianos ha dedicado tiempo a conversar con sus compañeros de colegio usando la tecnología y el Internet;

51% ha utilizado, por primera vez, plataformas digitales que no conocía como Zoom y Dojo;

48% ha usado su tiempo online jugando videojuegos con sus amigos. 

Los papás colombianos admiten que esta “nueva realidad”, que mantiene a muchos trabajando desde casa, los ha llevado a apoyarse en la tecnología para mantener ocupados a los niños: 

25% de los padres de familia encuestados admitió dejar que sus hijos tengan actividades en línea para distraerlos, pero al mismo tiempo, 43% de los progenitores se preocupa por la exposición prolongada de sus hijos a Internet.

 

En el mes de los niños, Kaspersky alienta a los padres de familia a que reserven una hora en el día para que hablen con sus hijos sobre su actividad online y los buenos hábitos digitales pues, aunque parezca inofensivo que los niños y adolescentes jueguen, miren videos e interactúen con sus amigos en línea, no significa que ellos no sean objetivos de los cibercriminales. 

 

Riesgos de la vida digital

Es posible que los menores no sean conscientes de que su vida digital puede perjudicarlos a ellos o a sus familias.

Esto cobra aún más relevancia en los adolescentes quienes, en busca de privacidad, tienden ocultar sus actividades en línea de sus padres. 

“Las nuevas generaciones adoptan la tecnología desde temprana edad y prácticamente nacen sabiendo utilizar una tableta. Es sorprendente la facilidad con la que los niños y jóvenes pueden utilizar los dispositivos tecnológicos, pero también, por consecuencia, se han vuelto objetivos de la ciberdelincuencia. Por ello, es de suma importancia enseñarles a los niños desde pequeños las precauciones que deben de tomar y los buenos hábitos al navegar en Internet. Además, es esencial crear conciencia entre los adolescentes sobre los riesgos que pueden encontrar en línea para que aprendan a reconocerlos y evitarlos” indicó Daniela Álvarez de Lugo, Gerente General para el Norte de Latinoamérica en Kaspersky. 

 

Guía de recomendaciones sobre los buenos hábitos digitales y la navegación segura en Internet:

Habla con tus hijos acerca de los potenciales peligros en línea

Enséñales la importancia de crear contraseñas únicas y seguras y a tener cuidado con la descarga y permisos otorgados a apps.

Además, incúlcale desde temprana edad a que cuiden su identidad en línea estando atento a la información e imágenes que comparten, en qué plataforma y con quién.   

 

Participa en las actividades de tus hijos en línea desde una edad temprana como “mentor”.

Anímalos a hablar acerca de su experiencia en línea y, en particular, de cualquier cosa que los haga sentir incómodos o amenazados (acoso, sexting, grooming).

 

Establece reglas básicas y claras sobre lo que pueden y no pueden hacer en línea y explícales por qué.

Si, por ejemplo, deseas limitar el uso de dispositivos digitales, el tiempo que puede estar en línea y/o su acceso a ciertos contenidos, según su edad, explícales la razón detrás de esas decisiones para que sea un acuerdo entre ambos y no lo vean como un castigo.

 

Da un buen ejemplo con tu conducta en línea.

Anima a tus hijos a que sean amables y respetuosos con los demás.

Además, explícales el impacto que una publicación o comentario en línea puede tener en la vida real y que la información que comparten en redes sociales estará en el mundo digital para siempre.

 

Configura las herramientas de privacidad

En las redes sociales y plataformas digitales para que los mensajes sean solo visibles para ciertos amigos y familiares de los menores de edad.

Además, enséñales a usar nombres de pantalla anónimos y de solo aceptar invitaciones en línea de personas que conocen en la vida real. 

 

Utiliza un software de seguridad con herramientas de control parental.

Que permita monitorear, filtrar y proteger las actividades en línea de tus hijos, así como administrar las aplicaciones a las que tiene acceso y el tiempo que pasan en pantalla.

 

Fuente: Syspertec.


 

Compartir:
Mira nuestro histórico de publicaciones:

Tecnología

Innovación Ciencia Investigación

RT

Información especializada de Tecnología, Innovación, Ciencia e Investigación global.