Contenedores: ¿por qué el 85% de las organizaciones los usarán para 2025?

Las aplicaciones en contenedores, implementadas y administradas a través de una plataforma de orquestación como Kubernetes, desempeñarán un papel fundamental en la evolución de TI de la próxima década.

Por Douglas Wallace. 

Douglas Wallace, Gerente General América Latina y El Caribe (Excepto Brasil y México) en Pure Storage
Douglas Wallace, Gerente General América Latina y El Caribe (Excepto Brasil y México) en Pure Storage

TI se encuentra en medio de un cambio. Casi todo sobre la forma en que las organizaciones entregan y crean aplicaciones está cambiando, en lo que se conoce como transformación digital.

 

Esa transformación digital se puede caracterizar por tener tres elementos principales.

En primer lugar, ve la habilitación digital de los procesos dentro de las organizaciones y hacia los clientes y socios.

En segundo lugar, está fuertemente influenciado por la nube, por el uso literal de los recursos de la Nube o por el uso de modelos operativos similares a la Nube.

En tercer lugar, la forma en que se lleva a cabo el desarrollo de aplicaciones también está cambiando, a un modelo de implementación e integración continua que permite cambios iterativos frecuentes.

 

En el pináculo de estos tres elementos se encuentra la contenedorización, que reúne la capacidad de crear aplicaciones en un modelo de desarrollo continuo y que son supremamente autónomos, altamente escalables y portátiles, al mismo tiempo que son granulares en términos de los componentes de servicios que encapsulan.

 

No es exagerado decir que las aplicaciones en contenedores, implementadas y administradas a través de una plataforma de orquestación como Kubernetes, desempeñarán un papel fundamental en la evolución de TI de la próxima década.

De acuerdo con Gartner, el 85% de las organizaciones ejecutarán contenedores en producción para 2025, hasta del 35% en 2019.

 

Así funciona el sistema

Los contenedores se pueden ejecutar a una densidad mucho mayor que las cargas de trabajo virtuales tradicionales, lo que significa que se requieren menos servidores.

Esto tiene el efecto colateral de reducir los costos de licencias y, lo que es más importante, los requisitos de energía.

 

Pero ¿qué sucede con el almacenamiento, la protección de datos, las copias de seguridad, las instantáneas, la replicación, la alta disponibilidad y la recuperación ante desastres?, estos son vitales para la infraestructura de aplicaciones de una organización, pero pueden ser un desafío en las operaciones en contenedores.

 

Veamos por qué los contenedores son tan importantes y cómo funcionan.

 

La agilidad de la implementación de aplicaciones en contenedores

Supongamos que el negocio principal de una organización se centra en lanzamientos frecuentes de muchos productos nuevos con picos rápidos en la demanda y los requisitos de análisis que lo acompañan.

Podría ser una operación de emisión de tickets, por ejemplo, con picos repentinos y masivos en las ventas.

 

Aplicaciones construidas tradicionalmente en una arquitectura de tres niveles (cliente-servidor-base de datos) sería lenta de implementar, no escalaría bien y sufriría bajo altos niveles de demanda.

Los contenedores están concebidos para lidiar exactamente con esa situación.

 

Esto se debe a que los contenedores encapsulan la miríada de componentes de una aplicación, lo que significa que muchos de estos microservicios son reutilizables a medida que se desarrollan nuevas aplicaciones, y pueden multiplicarse rápidamente para satisfacer las demandas de escalabilidad.

 

Además, los contenedores mantienen toda la conectividad API con aquellos de los que dependen y se pueden trasladar a numerosos entornos operativos.

Entonces, por ejemplo, ese aumento repentino y rápido en la demanda de tickets para eventos podría acomodarse mediante la reproducción rápida de instancias de servicios en contenedores interconectados y expandirse a múltiples centros de datos, incluso en la Nube pública.

 

Los fundamentos técnicos de los contenedores, muy simplificados, son que es una forma de virtualización. A diferencia de los servidores virtuales, se ejecutan directamente en el sistema operativo host y sin un hipervisor intermedio.

 

Eso significa que los contenedores son una máquina virtual mucho más granular y liviana que por lo general, proporciona componentes discretos de toda la aplicación, conectados por código (es decir, API).

 

* Douglas Wallace, Gerente General América Latina y El Caribe (Excepto Brasil y México) en Pure Storage


 

Compartir:
Mira nuestro histórico de publicaciones:

Tecnología

Innovación Ciencia Investigación

RT

Información especializada de Tecnología, Innovación, Ciencia e Investigación global.