Gracias por visitarnos   Click to listen highlighted text! Gracias por visitarnos

Enfoque híbrido, la mejor estrategia de trabajo en la nube

Si bien la mayoría de las organizaciones operan con varias nubes, administrarlas de manera simplificada e integral continúa siendo un desafío.

Por: Raymundo Peixoto

Vicepresidente Senior de Soluciones de Datacenter, Dell Technologies Latinoamérica

Independientemente de si fue intencional o la consecuencia de que muchos grupos hayan seleccionado diferentes proveedores de nube por separado, es muy probable que su organización opere en varias nubes.

Estas pueden abarcar diferentes proveedores de nube pública y sus propias nubes privadas, las cuales pueden estar alojadas en las instalaciones, en ubicaciones en el borde o en ambas.

 

Si bien la mayoría de las organizaciones operan con varias nubes, administrarlas de manera simplificada e integral continúa siendo un desafío.

 

Trasladar cargas de trabajo a nubes públicas tiene sus ventajas y desventajas.

Entre los beneficios que ofrecen las nubes públicas, se incluyen el acceso programático y rápido a recursos para los desarrolladores, menores costos iniciales, escalabilidad simplificada y acceso a servicios de valor agregado para consumo.

A la vez, en las instalaciones la informática suele ofrecer mejores costos a largo plazo, tiempos de respuesta más rápidos y el máximo control sobre las aplicaciones, la seguridad y el cumplimiento. 

 

Más allá de la combinación de nubes y de qué aplicaciones se alojan en cada una, operar con varias nubes es la nueva realidad y, con ella, llegan algunos desafíos importantes para superar.

 

Migración, cambio de plataformas y reestructuración

 

El primer problema es sencillamente llegar a las nubes públicas.

Las arquitecturas de aplicaciones monolíticas son inadecuadas para aprovechar todos los beneficios de la nube desde un punto de vista de costos y de capacidades.

A menudo, esto significa que se requieren servicios profesionales costosos y prolongados para aprovechar al máximo las nubes públicas, lo que provoca incertidumbre y demoras en la innovación.

 

Luego, está la migración en sí misma.

La mayoría de los negocios no pueden darse el lujo de no estar en funcionamiento, por lo que enviar varias máquinas virtuales a nubes públicas, conectarlas a una base de datos, presentar los datos relevantes, probar toda la configuración y, recién en este punto, activar el interruptor para cambiar una carga de trabajo de producción a la nube crea un laberinto complejo y engorroso de transitar.

Esto se intensifica a medida que se agregan capas adicionales de proveedores de nube con métodos, infraestructura y arquitectura propios.

 

Compartir:
Mira nuestro histórico de publicaciones:

Tecnología

Innovación Ciencia Investigación
Click to listen highlighted text!