Guía para el crecimiento de e-commerce en las empresas

El e-commerce ha cambiado las perspectivas del mundo, desarrollando nuevas costumbres a los empresarios de retail y de consumo masivo, al igual que con los consumidores que ya no pueden dejar de comprar por internet.

Este cambio ha sido de carácter global y durante un tiempo pareció que Colombia estuviera muy alejada de entrar a la revolución del e-commerce con la desconfianza de su conflicto interno y del sistema financiero online.

Un ejemplo de esto fue la salida de PayPal de colombia, en 2015, luego que hubiese entrado tarde al mercado colombiano en 2007. No obstante, el mundo ha tenido una rápida adopción de las tecnologías digitales y móviles cambiado la manera en que los consumidores se comunican entre sí e interactúan con las marcas y productos. Como consecuencia de esto, ha cambiado su manera de comprar.

En países como Colombia y México, cuyas poblaciones en Internet son de más de 27 millones y más de 58 millones respectivamente, es perfectamente entendible que ocurra esta transformación. Esto explica el gran crecimiento que el comercio electrónico viene mostrando en los últimos años y por qué constituye una gran oportunidad para el crecimiento de las empresas de consumo masivo.

Para ello existen Digital Business Partners que han creado el camino para que las empresas de consumo masivo puedan ser más eficientes a la hora de vender e-commerce y se puedan aliar y crear estrategias conjuntas.

La empresa de servicios digitales BlackSip, que opera la mayoría de plataformas de comercio electrónico del país, ha creado una guía para que las empresas crezcan de la manera más eficiente y conveniente:

Es una oportunidad de crecimiento ideal ya que todas las categorías tienen potencial de crecimiento a través del e-commerce, incluso las comidas y bebidas que crecieron un 23% entre 2014 y 2015, gracias a plataformas como Rappi y Domicilios.com. En este sentido las empresas de consumo masivo que logren adaptarse a las plataformas digitales, podrán aprovechar al máximo su estrategia digital para lograr el objetivo de convertirse en líderes de sus categorías en e-commerce.

  • La segunda es que una marca puede considerar tener un canal propio para comunicarse y vender directamente a los consumidores.

Sin embargo, esta opción implica la dificultad de asumir por completo la operación y la logística del canal. La recomendación es optar por una estrategia digital de cooperación, en la cual tanto la empresa como sus aliados (retailers) podrán aprovechar los beneficios de los canales digitales de la manera más eficiente posible. Algunos de sus posibles aliados son los retailers tradicionales que han entrado en e-commerce (Jumbo.com, Éxito.com), pero otros son nuevos y exclusivos del mundo digital, como Linio o Mercadolibre. También existen las apps de domicilios como Rappi, Mercadoni, Domicilios.com o Mercari, que ofrecen una experiencia de compra inmediata a los usuarios.

  • La última de estas recomendaciones es la necesidad de entender quién es el consumidor específico que compra en los canales digitales.

En digital, se puede obtener información muy precisa sobre los usuarios y los clientes de cada uno de sus canales para generar insights sobre ellos. Esto es una ventaja, ya que permite tener un conocimiento mucho más preciso sobre los consumidores. Por ejemplo, un usuario que compra en Rappi puede ser el mismo que compra en Jumbo.com o Éxito.com, pero tendrá misiones de compra diferentes. Del mismo modo, puede que haya misiones de compra similares para un punto físico de Carulla y para Éxito.com, pero que las personas que comprarían por cada uno de estos canales no coincidan.

Para seguir más de cerca las estrategias en e-commerce puede ir a la guía de BlackSip de Estrategias de e-commerce para el consumo masivo

Fuente: GJ Comunicaciones.


 

Compartir:
Mira nuestro histórico de publicaciones:

Tecnología

Innovación Ciencia Investigación

RT

Información especializada de Tecnología, Innovación, Ciencia e Investigación global.